Disfrutamos
compartiendo y mejorando
la vida de las personas
Una Aventura
para conocer, aprender
y compartir
Donde todos
tengamos alegría, vida de
calidad y seguridad

Uniendo Experiencias

En 24 años de vida hemos vivido numerosas transformaciones como grupo humano: hemos evolucionado desde el antiguo concepto de ayudar para luego entender que uno mismo es el primer ayudado.

Cada uno de los voluntarios de la Fundación ha crecido personalmente con esta maravillosa experiencia. Hoy las diferencias se unen, se mezclan y se potencian. La idea de caridad distanciada y fría no nos representa, nuestra misión es compartir y ayudar con alegría y cercanía, con un involucramiento real donde se forjan amistades y relaciones personales de aprendizaje mutuo.

El privilegio de compartir y apoyar

Somos personas que disfrutamos compartiendo y mejorando la vida de las personas… especialmente de los que no han tenido acceso a oportunidades. En esta aventura nos interesa conocer aprender y caminar alegremente con otros que desean hacer lo mismo.

Buscamos aportar una modesta contribución para que la sociedad sea un lugar donde TODOS tengamos alegría, vida de calidad y seguridad. Trabajamos desde el amor y aprendiendo de cada persona que apoyamos.

Queremos apoyar sin invadir; nos interesa la relación primero y luego la acción y por eso buscamos relaciones entre iguales, personas que se apoyan entre sí independientemente de sus circunstancias.

Confiamos más en la gestión inteligente que en los fondos y seguimos ciegamente el principio que  aportar gratuitamente nuestro amor y alegría produce prosperidad… los medios aparecen.

La pregunta fundamental que nos hacemos al apoyar una iniciativa o persona es: “¿Qué necesitas tú que yo haga para que lo que ya haces sea más poderoso?”… no dirigimos ni mandamos nada, solo servimos y empoderamos objetivos de los afectados.

Buscamos apoyar responsablemente en un contexto de amistad e igualdad.

Nuestro Equipo

Contamos con aproximadamente 540 personas que participan en diferentes zonas y programas. Estos son los líderes de nuestras iniciativas:

Coordinadores

Programas Sociales:
Magdalena Buzeta
Rosario Vargas
Rodrigo Yazgán
Gonzalo Yazgán

Renca:
Coni Vásquez
Nicolás Gumucio

La Granja:
Viviane Oliger

Puente Adulto Mayor:

M. Isabel Castro y José Luis Gumucio

Necesidades Especiales:
Ana María Varas

Comedor Comunitario La Legua:
Angélica Urzúa y Pilar Covarrubias.

Casa Acogida Lo Espejo:
Alberto Murillo y Silvana Hormazábal

Tienda comunitaria Huechuraba:
Victoria Hernández

Tienda Padre Hurtado:

Viviane Oliger

 

Centros de salud

Centros de salud:
M. Elena Rojas

Centro Tierra Nueva:
M. José Vial

Centro Catalina de Siena:
Ximena Vásquez

Áreas dentales Centros:
Paula Maureira y Julia Caro

Biomagnetismo:
M. Dolores Bustamante

Kinesiología:
Mauricio Palma y Pablo Morales

Recuperando la Vida:
Soledad Rodríguez

Coaching a Tu alcance:
Rafael Guillof

Comunicaciones:
Juan Esteban Aballay

Recuperando la vida

Refugio La Ermita:

M. Carolina Celedón
Soledad Rodríguez
Marisol Morales
Francisca Bráñes

Directores

Gerardo Joannon R.
M. Carolina Celedón
Rebeca Domínguez
Jorge Caro
María Soledad Morales
Mauricio Salgado
M. José Cohen

Directora Ejecutiva:
M. José Cohen

Asesores Jurídicos
Francisco Rojas y Conrado Moyano

Asesor Contable:
René Vergara

“Una experiencia mutua, una bendición que entusiasma y fortalece lo mejor en mí.”
“Desde niño me cultivaron para servir. Esta ha sido mi oportunidad”
“Participar me hace feliz”
“He creado lazos maravillosos. Me he hecho de amigas entrañables”
“Un baño de realidad. De verdad. Poder sentir que eres cercano a realidades diferentes y que no te juzguen”
“Me siento como un puente de lado a lado. Prima el cariño, y somos iguales, vidas parecidas, dolores, amores, hijos, problemas. En todos los niveles.”
“He conocido seres humanos con trayectorias parecidas. No hay diferencias”
“Dar y recibir. Involucrarse. Todos tenemos algo que entregarle al otro”
“Una oportunidad única para crecer espiritualmente”
“Esto no es ayudar, es compartir cariño y unir fuerzas en terreno, en la vida cotidiana”
“Nunca pensé que podía involucrarme de corazón en algo así. Ser parte de la fundación se ha vuelto mi prioridad, gracias a la fantástica energía que recibo y compartimos”
“He encontrado el sentido a muchas cosas, he cambiado mi percepción de la vida”
Me siento que pertenezco, que tengo algo que decir y que puedo colaborar desde la acción y la comprensión”
“La Fundación es un puente por el cual caminas sin prejuicios, donde sus dos extremos se funden en experiencia, cariño y apoyo”
“Han sido 24 años maravillosos conociendo personas que se han vuelto parte importante de mi vida”
“Me emociona ver todo lo que hemos logrado, con trabajo y mucho amor”
“Creo que disfruto más compartir en el centro donde pertenezco que en otros círculos de viejas amistades”

Uniendo Fuerzas

CENTROS DE SALUD

Ubicados en comunas donde el acceso a la salud mental y dental  es muy difícil, tanto por la falta de profesionales en el sistema de salud público como por la falta de recursos económicos de las poblaciones que atendemos, los Centros se han gestado en sociedad con organizaciones del lugar.

Son administrados por un equipo de voluntarias originarias de cada sector que cuentan con gran conocimiento de la población objetivo y de las redes de salud mental que existen en el sector. De apoyo técnico cada centro cuenta con una psicóloga/o voluntaria, un dentista y una especialista en salud natural.

Este esquema ha facilitado la integración y colaboración con la red de atención primaria en salud de la comuna, los COSAM, los COINFA y otras iniciativas de salud de estas 4 comunas donde están ubicados, además de las escuelas y liceos del lugar.

Todos los Centros ofrecen salud Mental, odontológica y natural (Acupuntura, Biomagnetismo, Flores de Bach, Masoterapia, Naturopatía, Nutrición, Podología y Reiki), tanto para niños como adultos, de manera gratuita.

430 voluntarios realizaron servicios en 2018 en los cuatro centros, en donde se realizaron 13.560 atenciones.

CENTROS DE SALUD

Ubicados en comunas donde el acceso a la salud mental y dental  es muy difícil, tanto por la falta de profesionales en el sistema de salud público como por la falta de recursos económicos de las poblaciones que atendemos, los Centros se han gestado en sociedad con organizaciones del lugar.

Son administrados por un equipo de voluntarias originarias de cada sector que cuentan con gran conocimiento de la población objetivo y de las redes de salud mental que existen en el sector. De apoyo técnico cada centro cuenta con una psicóloga/o voluntaria, un dentista y una especialista en salud natural.

Este esquema ha facilitado la integración y colaboración con la red de atención primaria en salud de la comuna, los COSAM, los COINFA y otras iniciativas de salud de estas 4 comunas donde están ubicados, además de las escuelas y liceos del lugar.

Todos los Centros ofrecen salud Mental, odontológica y natural (Acupuntura, Biomagnetismo, Flores de Bach, Masoterapia, Naturopatía, Nutrición, Podología y Reiki), tanto para niños como adultos, de manera gratuita.

430 voluntarios realizaron servicios en 2018 en los cuatro centros, en donde se realizaron 13.560 atenciones.

Centro Tierra Nueva

Av. Padre Esteban
Gumucio #0323 c. La Granja.
Fono: 25117394
En conjunto con la Pastoral Social de la Parroquia San Pedro y San Pablo, este Centro fue el primero, se fundó en1996.

Centro Vida Nueva

Cabildo #3519
San Joaquín
Fono: 25538208
Fue la pastoral social de la Parroquia San Cayetano quien dio origen a este Centro que UM apoya desde su origen, el año 2004.

Centro Catalina
de la Siena

Salvador Alende #500
Huechuraba
Fono: 222446837
En el año 2001 se inició este Centro en conjunto con la pastoral social de la Parroquia Nuestra Sra. De los Pobres de Huechuraba.

Casa de la alegría

Av. Las Caracas 2420,
Peñalolén
Fono: 22795247
Fue el año 2009 cuando se inició este Centro de salud en conjunto con la pastoral social de la Parroquia Jesús Servidor; luego de construir desde cero sus instalaciones.

CONVENIOS

Además de los voluntarios, hay instituciones que apoyan en los diferentes Centros: Odontología de la Universidad San Sebastián, Odontología de la Pontificia Universidad Católica y Kinesiología de IP Chile.

PROGRAMAS SOCIALES

Este lugar de rehabilitación fue creado por Nancy Orellana que se instala en unos terrenos del Serviu de Lo Espejo. Fundada el 30 de Marzo del 2000, la Casa de Acogida Jesús de Nazareth tiene capacidad para acoger a 30 internos y contó en sus inicios con el apoyo del CONACE. El resto es íntegramente financiado los modestos aportes que puedan hacer las familias de los internos (cuando las tienen) como lo que Uniendo Mundos le aporta a través de los voluntarios que la apoyan desde el año 2001.

Una invitación a “extender nuestra mesa familiar“. Se trata de familias que comparten los alimentos básicos con aquellos que están en muy precarias condiciones económicas en forma de una caja mensual. Por más de 7 años esta iniciativa se realiza en Huechuraba y La Granja.

Por años, los agentes pastorales de la Parroquia San Cayetano han salido a servir desayunos con carritos a las personas que viven en la calle en la Legua, muchos ya en la etapa terminal por la droga. De esta experiencia surgió luego un comedor solidario que entrega almuerzos todas las semanas (3.500 al mes). Desde hace 17 años el equipo de voluntarios de UM se preocupa de apoyar al equipo del comedor consiguiendo alimentos perecibles y no perecibles y de acompañar a este gran equipo solidario.

Hace 12 años que este grupo de familias con niños y adolescentes con graves dolencias invalidantes es acompañado por una voluntaria de UM, que año tras año construye equipo y diseña acciones para acompañar y mejorar la calidad de vida  de los afectados por la discapacidad como por sus familias. Partiendo con la Hipoterapia gratuita y talleres o actividades de entretención, hasta turnos de apoyo para que las madres descansen un rato.

Esta tienda permite que familias de escasos recursos de la Pincoya accedan a comprar a precios muy bajos lo necesario para una vestimenta digna. Los ingresos sirven para financiar otras acciones de apoyo a personas en problemas. Las voluntarias de UM trabajan codo a codo con el equipo de la pastoral social de la Parroquia Nuestra Sra. de los Pobres, traen donaciones y una buena convivencia para amenizar el trabajo.

Un proyecto que consiste en veinte canastas de alimentos que se reparten los primeros sábados de cada mes y que en lo posible, incluye una actividad recreativa. Generalmente se celebra el 18 de Septiembre con música y alegría, el espíritu de la Navidad y ciertos días especiales, para que el “puente” no sea solo una fría repartición de víveres si no una actividad donde los asistentes compartan y se diviertan.

RECUPERANDO LA VIDA

Los largos años de entrega y trabajo al servicio de los más dañados producen desgaste en la salud integral (física, sicológica y espiritual). Uniendo Mundos creó los programas Recuperando la Vida para ofrecer un camino de recuperación personal y reencantamiento con el servicio en las personas que llevan muchos años de trabajo por los demás en realidades duras.

Habitualmente no existe en ellos la cultura del autocuidado y tampoco abundan espacios y metodologías específicas en nuestra sociedad dirigidos a su recuperación. En estas iniciativas ellos encuentran un espacio donde puedan motivarse e iniciar un camino de recuperación de su salud, sus energías y la alegría de vivir.

Para personas que no tiene acceso a esta herramienta y están muy necesitadas de ella UM les hace accesible la experiencia del coaching para potenciar sus recursos personales y favorece el logros de sus objetivos en los ámbitos laborales, familiares y sociales
Durante 4 días nos preocupamos de crear un espacio de descanso y regaloneo para aquellos que por muchos años se han dedicado a servir a otros, en trabajos o en realidades duras y que muy pocas veces o nunca han tenido la experiencia de descansar con libertad. En los RV se enfrentan a una realidad que pocos conocen: Suspender temporalmente sus obligaciones cotidianas (tanto laborales como domésticas), para vivir la real experiencia del ocio, entendido como un espacio de reflexión, libertad y de experimentar el placer de hacer lo que quieran. Al mismo tiempo, pueden participar de diversas actividades lúdicas y de relajo en un espectacular paisaje precordillerano, aire puro bordeando el nacimiento río mapocho, en el Refugio de la Ermita. Desde el 2013 hasta el 2017 se han realizado 13 encuentros, de 4 días de duración en la casa de La Ermita (camino a Farellones km. 10,5) destinados a que los participantes experimenten descanso y recuperación integral de la energía. Esto ha significado un total de 13 encuentros donde 780 personas atendidas y recuperadas.

Refugio La ermita

Un lugar especial

El Refugio La Ermita, entregado a la Fundación Uniendo Mundos, está ubicado en el Camino a Farellones e inserto en las faldas de la unión del río San Francisco y el Toyo, que dan nacimiento al río Mapocho.

Fue construido en el año 1941 y desde 1946 acoge a grupos de personas interesados en vivir experiencias de desarrollo humano, adquisición de habilidades para el trabajo y la vida, construcción de vínculos y crecimiento personal.

Con una flora nativa de gran belleza y una fauna que ha sobrevivido a la cercanía de la ciudad, cuenta con amplios espacios interiores y exteriores de esparcimiento y con una capacidad de alojamiento para 110 personas.

Desde Mayo del 2019, El Refugio La Ermita pasa a ser administrado por Grupo Antawaya, pasando a llamarse Refugio Antawaya.

Las utilidades que se obtienen con el arriendo del Refugio financian el 90% de la operación de los Programas Sociales de la Fundación Uniendo Mundos.

El Refugio La Ermita, entregado a la Fundación Uniendo Mundos, está ubicado en el Camino a Farellones e inserto en las faldas de la unión del río San Francisco y el Toyo, que dan nacimiento al río Mapocho.

Fue construido en el año 1941 y desde 1946 acoge a grupos de personas interesados en vivir experiencias de desarrollo humano, adquisición de habilidades para el trabajo y la vida, construcción de vínculos y crecimiento personal.

Con una flora nativa de gran belleza y una fauna que ha sobrevivido a la cercanía de la ciudad, cuenta con amplios espacios interiores y exteriores de esparcimiento y con una capacidad de alojamiento para 110 personas.

Desde Mayo del 2019, El Refugio La Ermita pasa a ser administrado por Grupo Antawaya, pasando a llamarse Refugio Antawaya.

Las utilidades que se obtienen con el arriendo del Refugio financian el 90% de la operación de los Programas Sociales de la Fundación Uniendo Mundos.

Novedades

Contáctanos

fundacion@uniendomundos.cl
Tel +56 9 95337606

Refugio La Ermita
marisol.morales@uniendomundos.cl
TEL +56 9 95376191

© 2019 by Fundación Uniendo Mundos